PARACAIDISTA MILITAR

El año 1962, se crea el C.I.P. (Centro de Instrucción de Paracaidismo) con asiento en la ciudad de LA PAZ, en instalaciones del Colegio Militar del Ejército, con la cooperación de la misión argentina y posteriormente el 29 de Septiembre de 1963, se funda el C.I.T.E. (Centro de Instrucción de Tropas Especiales). Las actuales instalaciones que eran de propiedad de SIMON I. PATIÑO, se encuentran ubicadas en el departamento de Cochabamba, Provincia CERCADO, zona LA CHIMBA, Av. Capitán Victor Ustariz No. 1487, la misma que viene funcionando desde el 29 de Septiembre de 1963. La euforia del paracaidismo, como una nueva especialidad estaba en VOGA, todavía se saboreaban las experiencias nuevas de Instructores invitados de nacionalidad Argentina y Americana transmitidos a un grupo de valientes voluntarios, miembros de nuestro Ejército. Todos estos antecedentes, mas los conocimientos, traídos por oficiales Bolivianos becados a ESPAÑA (Cap. CARLOS MONTERREY CUSICANQUI) y EE.UU.(Tte. JOSE MERCADO ZURITA). Quienes vieron la necesidad inmensa de contar con una Unidad Aerotransportada, desembocan en la decisión de fundar la primera y única Unidad de paracaidistas Militares en las Fuerzas Armadas. Es así que un 28 de Agosto de 1963 se inició la preparación de voluntarios en paracaidismo, a cargo de 8 Instructores Norteamericanos, dirigidos por el My. RICHARD L. REID, provenientes del 8vo. Grupo de Fuerzas Especiales del Fuerte GULICK en PANAMA. La ciudad elegida como asiento de esta Unidad elite, es la hermosa ciudad de COCHABAMBA, mas propiamente la zona de la CHIMBA, realizando remodelaciones en el Cuartel Remonta de Propiedad de PATIÑO, lugar donde actualmente funciona el Batallón "VICTORIA". Un mes después, exactamente un 29 de Septiembre de 1963 se crea en forma oficial el C.I.T.E.(CENTRO DE INSTRUCCION DE TROPAS ESPECIALES), bajo el Comando del Tcnl. HECTOR ARANDA CORTES, y como segundo Comandante el Cap. CARLOS MONTERREY CUSICANQUI, mas 2 compañías de Soldados; comandadas por el Cap. Rafael Tapia M. (Compañía guerrilleros) y el Cap. Oscar Pammo (Compañía Paracaidistas) con el propósito de impartir instrucción de paracaidismo y técnicas de combate anti guerrilleras. Inmediatamente se construyo la plaza de aparatos, bajo la dirección de la misión Norte Americana, y así en forma simultanea se da inicio a un programa de instrucción rigurosa, que contempló los siguientes cursos: dos cursos de paracaidismo escuela; un curso de plegadores, un curso de jefes de salto. Dejando a partir de 1964 la Unidad a cargo de los instructores bolivianos dignos y eficientes, quienes han contribuido al éxito alcanzado en estas arriesgadas pruebas durante los 36 años de vida de esta bizarra Unidad, siendo responsables de las fuertes generaciones de paracaidistas que hoy en día ostentan orgullosas el "ALA DE PLATA" en el pecho.